jueves, 13 de noviembre de 2008

La soledad del que lucha día a día........


7.30 Me levanto con la noticia de que en Diciembre me quedo sin canguro para los niños
9.00 Recibo mensaje urgente del Quindio
9.30 Carta del juzgado, me embargan. Tengo cinco días para apelar. Se une a la de ayer, que me da diez días de plazo......
10.00 Visito a mi casera. Tengo una semana para pagarle seis mil euros.
10.30 Visito a uno de mis bancos, para intentar la renovación de la póliza de crédito. Aparte del comentario;"hay clientes que hace unos meses le poniamos la alfombra roja y hoy les metimos la demanda", (no me he dado por aludido). Tengo que pagar nueve mil euros en 15 días......si no la demanda......En último caso, podemos ampliar la hipoteca.....ya no sé si partirme de risa o no parar de llorar.
11.30 Tengo que entregar en Ferrol unos pagarés a un proveedor. (¿Conseguiré pagarlos?)
13.00 Ya llego tarde al trabajo. Tengo que soportar las peroratas de los proveedores. Tengo que hacer pagos y más pagos. La caja se queda sin un euro. Mis empleados protestan porque no tienen cambio.

Estoy deseando acabar. No tengo ganas de nada. Sólo quiero meterme en mi cáscara......y pensar.....nunca puedo dejar de pensar. No puedo dejar de darle vueltas a las cosas. No puedo dedicarle tiempo a mi gente. He perdido mi relación.La echo de menos, pero se ha cansado. Cansado de esperar, cansado de aguantarme, cansado de verme cansado, cansado de verme cabreado, cansado de verme sin reacción, cansado de verme en estado catatónico,......Ella si vale la pena.....¿yo?.... no sé.

2 comentarios:

adagio dijo...

qué pena ....cesuras, de aquellos cinco solteros . com algunos de nosotros iniciamos con toda la alegría y temor una relación ...esta crisis se stá llevando por delante incluso lo que más apreciamos, me pregunto a veces por qué demonio acabamos mezclando las churras con las merinas, y los estados económicos acaban con las relaciones cuando más se necesitan? Pero en fín, los pequeños empresarios, no podemos enfermar, no podemos presentar ley concursal, no tenemos derecho a paro, no tenemos más que la obligación de pagar...y por experiencia ..veo , que tampoco tenemos derecho a una relación.(valoraré más ,sin duda ,después de haber leído este post, esa compostura tan correcta que mantienes( a pesar de las penas por dentro) en el negocio)y aquí estamos de nuevo cinco solteros.
un saludo

OSO dijo...

Lo difícil que es ser "joven" y empresario, la de cosas que uno calla y se muerde por sacar adelante la ilusión más grande después de la familia, la de tropezones y veces que nos hemos levantado, para una vez más volver a caer. En la vida, el amor o los negocios, no aprendemos ni a hostias, tal vez la lucha constante sea nuestro plato de sopa, la rendición nunca es el postre.
Cinco solteros, desde la lejanía, me recuerda a tardes de vino y risas, a ganas de hacer cosas, a momentos de autoayuda psicologica en masa, a ilusiones futuras, a volver a levantarse...
Muy sencillo... a ver cuando tomamos un vino...